Fanorona juego de Madagascar

Sostiene Jorge Luis Borges que en 1895, mientras las tropas francesas asediaban la capital de Madagascar, la reina de la isla, Ravanalona III, prefirió seguir una partida ritual de fanorona entre sacerdotes hasta conocer su resultado antes que preocuparse por combatir a los invasores. Sucedió lo que tenía que suceder, los franceses conquistaron la isla, la monarquía fue abolida y la reina tuvo que exilarse. ¿De dónde sacó Borges esta historia increible, real o inventada?, el fanorona es todavía hoy el principal juego de Madagascar derivado del Alquerque podría tener mas de 3000 años.  Existen varias historias alrededor de este juego y la mas popular implica a un rey llamado Ralombo quien enfermó y decidió dejar su reino en manos de uno de sus hijos, para decidir libremente quien sería su mejor sucesor envío a un mensajero para que los llamara y fueran a su castillo quien primero llegase sería el heredero de su reino. Cuenta la historia que el hijo mayor se encontraba jugando una partida de fanorona cuando llegó el mensajero y decidió terminar su partida antes de ir al encuentro con su padre, finalmente cuando llegó al castillo su hermano menor ya había sido coronado nuevo rey.  Esta historia alrededor del fanorona ha creado varios dichos populares en la isla como el que dice “la charla hace perder el tiempo, el fanorona hace perder el deber”. El “Fanorona” exige inteligencia, reflexión y táctica. Además, la filosofía que inspira es una verdadera escuela de la vida. Todos los caminos son posibles y se consigue la victoria con la búsqueda perpetua de una salida o de un medio.

patolli juego azteca

La palabra “patolli” quiere decir frijoles, específicamente los colorines (frijoles rojos más pequeños). Los colorines o “patolli” cumplieron la función de fichas y le dan el nombre al juego.
El “patolli” es uno de los juegos más antiguos de la América prehispánica. Lo jugaron los teotihuacanos (200 a.C. – 650 d.C), los toltecas (750 – 1000 d.C.), los pobladores de Chizen Itzá (1100 – 1300 d.C. ), los aztecas (1168 – 1521 d.C.) y todos los pueblos conquistados por éstos.
A la llegada de los españoles el “patolli” se jugaba en México, como consta en códices y escritos de los cronistas. Sabemos por ejemplo, por el Códice Magliabecchi que el “patolli” era un juego de azar. Aparentemente tenía un aspecto ceremonial y religioso sobre el cual no se ha aclarado el sentido, pero que ha llevado a suponer la presencia de elementos que marcan la coincidencia entre el juego y elementos claves de la cosmogonía azteca como por ejemplo el ciclo del tiempo de los aztecas que se basa en una medida de 52 años y este correspondiente número de casillas del juego; existen además cuatro puntos cardinales así como cuatro jugadores sobre un tablero con cuatro extremos.
El Códice Magliabecchi dice: “El dios del patolli era Macuilxóchitl, ‘Cinco flor’, al cual invocaban los jugadores antes de iniciar una partida. En su casa, ofrecían incienso y comida a su deidad protectora y a los instrumentos de juego antes de salir a jugar. […] “El patolli y el ullamaliztli tenían su aspecto azaroso: las fuertes apuestas de jugadores y espectadores como mantas, magueyales, cuentas de oro y piedras preciosas. Había quienes apostaban incluso su persona y si perdían quedaban sometidos a la condición de esclavos hasta pagar la deuda (…).”
Fray Diego Durán describe cómo antes de iniciar el juego se quemaba incienso o se hacían promesas a los “dados”, después de lo cual se sentían completamente seguros de jugar con éxito, especialmente se entiende esta posición cuando pensamos el valor de los objetos que estaban en juego. Mientras jugaban invocaban la ayuda de Macuilxóchitl.
El “patolli” se juega sobre un tablero en forma de cruz diagonal, dividida en casillas y cinco frijoles marcados que cumplen las funciones de dado. Como referencia, quizá podamos imaginarnos mejor el tablero, apoyados en la impresión que de él tuvo Alexander Von Humboldt que lo comparó con el del Parchís (o parquesse), juego de origen hindú antecesor al ludo.
El juego es tanto de azar como de estrategia. Hay un sistema de apuesta por lo que el vencedor es quien logra capturar todas las apuestas del contrincante o bien recorrer todo el tablero con sus 5 fichas atravesando distintas alternativas.

Nueve hombres de Morris

La  serie de tv. Rome fue producida por BBc y HBO y emitada a partir del año 2005 .Es un drama que representa el período histórico que rodea la violenta transformación de la República romana en el Imperio romano, en la misma hay dos capitulos en los que se menciona este juego, en uno Cicerón está en su casa de las afueras. Es un día de sol y hay duraznos en los árboles. Junto a un esclavo se entretienen con un juego de tablero ligero y veraniego donde hay que acorralar a las piezas contrarias y quitarlas del tablero. Un mensajero agitado le avisa que los hombres de Octavio y Marco Antonio están asesinando uno a uno a todos los senadores rivales. Momentos después llega un asesino a su puerta. El juego vuelve a aparecer al final del último capítulo. Octavio acaba de ser proclamado Princeps Civium, primer ciudadano de la República. Tiene el poder absoluto: es el comienzo de la Roma imperial. Está solo y se entretiene moviendo las fichas sobre el tablero. El juego que practican Cicerón y Octavio tiene muchos nombres: Nine Men’s Morris, Mills, Merrels, Jeu de Moulin, Mühle, Merreles, entre otros. En castellano se lo conoce a veces como Juego del molino y a veces con la traducción directa del inglés, Nueve hombres de Morris. Tantos nombres se explican por su antigüedad y se asegura que en el Egipto milenario y en yacimientos arqueológicos de la Edad de Bronce se encontraron figuras que pueden considerarse tableros de este juego. En líneas generales, el juego tiene dos etapas. Primero, por turno los jugadores ubican sus fichas en intersecciones vacías. Luego, cuando ya están todas sobre el tablero, mueven una ficha a través de las líneas hasta una intersección vecina vacía. Cada vez que un jugador logra acomodar tres fichas sobre una misma línea tiene derecho a retirar del tablero una de las fichas del rival. Gana quien deja a su rival con sólo dos fichas. Diversas variantes permiten o prohíben ciertas situaciones particulares.